29/11/08

Alboreando

Con motivo de mi reciente entrada en este blog, fecha 11 de noviembre, titulada Alboreá, el amigo y compañero blogger Pedro Delgado de Quejío Flamenco, me regala un comentario muy interesante que da pie, para en lugar de responderle con otro comentario como hacemos habitualmente, lo haga con esta entrada que a continuación voy a comentar, transcribiendo primeramente el texto que sobre la alboreá nos da el libro: "La Discoteca Ideal del Flamenco" de Enciclopedias Planeta:
Estilo flamenco que se canta generalmente en coplas de cuatro versos de seis sílabas, con estribillo.
Aparece en los tiempos más primitivos del cante, junto al corrido o romance gitano. De hecho, muchas de las letras que se cantan hoy al son de alboreá -albolá, la llaman también los gitanos- no son otra cosa que fracmentos de romances populares españoles.
Aunque parece cierto que estos cantos de boda no son privativos de ninguna región española, e incluso se conocen en otros folklores del mundo, no es menos cierto que los gitanos tienen la alboreá por cosa propia, y aún en los tiempos actuales recelan de la curiosidad de cualquqier ajeno a su raza hacia los ritos nupciales que le son propios y en cuyo contexto se produce el cante. Escribía Mairena al respecto, y lo hacía con plena convicción: "Por eso en las raices genealógicas del cante gitano está la alboreá, cante que un buén gitano no debe cantar fuera del contexto que le es propio ni fuera del estricto ambiente familiar gitano." {...}
Juzgando nosotros si la alboreá es cante gitano o lo es también de otros lugares de nuestra geografía, incluso de fuera de nuestro país - según nos insinúa la enciclopedia- personalmente creo que hoy está considerada, sino matizamos mucho, como cante de "boda gitana". ¿Es? ¿no es?, dificil de aclarar. Pero he llegado a la conclusión de que si en algo pueden reivindicarla como propia es por ser ellos los únicos que han sabido mantenerla como cante de boda.

6 comentarios:

PEDRO DELGADO dijo...

Querida Ramona:

Seguimos "alboreando"

En el libro citado en mi comentario a tu entrada anterior, el autor trata de acabar con el mito de que fue "El Gallina" el que sacó del recóndito hogar gitano el "secreto" de la alboreá como baile o cipla de boda entre gitanos.

En 1.925, José María Granada, escribió un sainete ("El Niño de Oro") del que se transcribe el siguiente texto:

"""
--¿Osté no ha visto nunca una boa de gitanos?
--Yo, no.
--Pues es dirno de verse. ¡Siéntese oste!. Er novio roba a la gitana y, respetándola lo mismo que a la Consagrá, la deposita en casa de argún pariente (...) Después el novio retaor va ar padre de la novia, se jinca e roíyas y le ice estas palabras: "Perdón si he fartao. Yo soy la carne y osté el cuchiyo: corte osté por ande quiera. (...) Er pare, ar ve aquella humirdumbre, lo levanta y los perdona. (...) Aluego van tos a la casa ande está la novia, con una vieja gitana, que es como una secerdotisa, que experimenta la virtú de aquella muje, y ar ve aquella permanesía y que no ha deshonrao su sangre gitana, la novia, que está tendía en un artá de luce y flore, la trae a la sala con er pelo suerto y una corona de arbaca y de diamelas; saca la vieja gitana un pañuelo der pecho, lo extiende, y al verlo con tres flores rojas, rompen todos los gitanos en un baile de locura que dura hasta la marugá, y se esgarran la ropa y tiran flores y armendras, cantando un copla con una música mu sentía:

En un verde prao
tendí mi pañuelo;
salieron tres rosas
como tres luceros.

Dichosa la mare que tiene que da
rosas y jarmines limpios de mardá.
"""

De esta manera, José Manuel Gamboa, hace notar que, aunque El Gallina fue el primero en grabarla, el "secreto" de la boda gitana ya era un "secreto a voces"

Perdona mi intromisión. Seguro que conoces el texto y la historia del famoso sainete; pero no he resistido la tentación de contarlo.

Un abrazo

PEDRO DELGADO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PEDRO DELGADO dijo...

POSDATA

En la cuarta línea de mi comentario anterior, donde dice "cipla" debe decir "copla".

Perdón por el lapsus

América dijo...

Muy bonita nota "Alboreando",siempre lo he visto rodeado de cierto misterio,muy propio de si cultura y costumbres,y sin duda da mucho para comentar.

Ramona dijo...

Hola Pedro:
Genial el sainete.
Yo sé un chiste que siempre me hizo mucha gracia.
Es un desfile de los niños del Colegio de Huérfanos de la Guardia Civil, y están pasando con sus uniformes y sus tricornios. La señoras emocionadas muy maternalmente hacen comentarios : ¡que lindos!, ¡qué bonitos!...
A lo que un gitano que había detras responde: "zi zeñora, zi no cresieran...
No es intromisión lo que haces, es lo que se debe de hacer, este blog está para eso: para conversar de flamenco y aportar cada cual lo que tenga.

Ramona dijo...

Si, América, hay mucho para comentar. Por ejemplo a mi me encanta la alboreá con la que empieza esa joya de polícula-musical de Carlos Saura, hecha con el argumento de García Lorca que sacó de un hecho real. "Bodas de Sangre."