3/10/09

Huelva


Ónuba la llamaron primeramente en tiempo de los turdetanos. De ahi que su gentilicio no sea solamente huelveño, sino más bién onubense. En la época musulmana se la conocía como Welva, de donde desciende el nombre actual.

Ónuba, Welva o Huelva, tanto da. Lo principal es que acabo de regresar de allí. Tenía una deuda pendiente: la de volver a una tierra, en la que estrené matrimonio y maternidad.

Viví allí durante tres años, y cuando me vine, me traje dos hijos y el principio de una etapa nueva de mi vida.

He vuelto, y la he mirado con otros ojos: los mismos pero más gastados.

He vuelto, y la he caminado con otras piernas: las mismas pero más cansadas.

He vuelto, y la he sentido con otro amor: el mismo pero más real; porqué las alegrías y las penas vividas sedimentan y ponen cada cosa en su sitio.

Zona de fandangos. Encierra el mayor número, y también los más bellos.

He podido escuchar algunos de los hermanos Toronjo, que como siempre me han calado:

Huelva como capital
pertenece a Andalucía.
Nadie la puede imitar
en cariño,simpatía ,
y su forma de cantar.
-

El cazador sale al campo,
cuando va de cacería,
y las mocitas al pueblo
por si cazan algún día
al pájaro de sus sueños.
-
No te salgas del camino
corre tú, caballo mío,
que a las claritas del día
quiero estar en el molino,
con la molinera mía.


Y también he recordado los que yo creé, quizá en un momento de nostalgía:

Cuando canto por fandangos,
todo en torno a mí me canta.
Cuando canto por fandangos,
todo canta, todo canta.
Cuando canto por fandangos.
-

Caminito del Rocío,
mis penas ya se han perdio...


Huelva quedó de nuevo atrás. Esta vez me he traído:

La satisfacción de haber pasado unos días felices.

El sabor agridulce del paso del tiempo.

Y el deseo grande de volver.

(Dedicado a mi esposo y mis dos hijos mayores).


(Fotografía: Anochecer en la marisma)

12 comentarios:

Pedro Delgado dijo...

Leí tu entrada con alegría, nostalgia y un poco de sana envidia.

Yo también pasé tres años de mi vida en Huelva, concretamente en Aracena.

Yo también tuve dos hijos allí. Por desgracia el último se quedó en Huelva para siempre pues falleció a los 50 días de nacer sin haber, casi, salido del Hospital Provincial.

En Huelva se afianzó mi afición al flamenco que ya tenía por parte de mi padre y mis hermanos mayores.

Yo también paso por allí, cada vez con menos frecuencia desgraciadamente, y siempre, a la vuelata, siento ese sabor agridulce y nostálgico que tú tan bien describes.

Y por último yo también te dejo una letrita, estribillo de unas sevillanas de Ecos de las Marismas, que describen a la perfección la provincia de Huelva.

""Esto es lo mío:
vendimia, Andévalo y sierra,
salistre, fandango y río,
pescadores y mineros,
Marisma, arena y Rocío""

Un abrazo flamenco desde la nostalgia...

Ramona dijo...

Un beso con cariño, Pedro.

Capitán dijo...

Los fandangos son probablemente el cante que más sentimientos me transmite, tengo un amigo de Aracena que los canta maravillosamente.

El tuyo fabuloso.

Un abrazo

Ramona dijo...

Gracias Capitán:
Como te transmite tantos sentimientos el flandango te voy dedicar uno también mío:

"El fandango si se siente,
se lleva en el corazón,
si el que lo escucha lo siente.
Que si no lo siente:no.
Cante de orgullo y pasión."

PEÑA CULTURAL FLAMENCA ANDALUZA LUIS DE CÓRDOBA dijo...

Querida Ramona bienvenida; que entrada más bonita y que descriptiva, parece uno mismo ser el que acaba de venir de allí. Yo espero ir algún día y como no visitar a la Blanca Paloma, a la que hace ya diez años que le venimos cantando con nuestro coro, y que todavia no conozco de cerca.Que bonitos los fandangos y que difíciles de expresar, ya no digo de cantar por que cantarlos se puede, pero se han saber decir y eso si es difícil. Me permitiras que te ponga unas letritas mias.

Verle por primeras la cara
que fue un nuevo amanecer
hija mia de mi alma
Lucía tuvo que ser
la niña que yo esperaba
----------
Le tengo yo prometio
al hombre que a mi me quiera
quererlo como a una fiera
pa que se quede conmigo
hasta que el Señor lo quiera

Muchos Besos. Raquel

Ramona dijo...

Geniales tus fandangos, querida Raquel. Un beso

Málaga dijo...

Pues sí, Huelva además de ser un lugar lleno de mil paisajes a cada cual mas hermoso, es la cuna del fandango. Yo tengo una espinita clavá con el fandango... estuve dando clases de baile y di sevillas, malagueñas y rumbas. Cuando comenzaba con los fandangos tuve que dejar las clases... quien sabe, a lo mejor algun dia las retomo. Un besito, feliz vuelta!

América dijo...

Hola mi querida Ramona,bienvenida de nuevo,un poco tarde llego,pero aquí estoy,el post es de los mas bellos que te he leído,arte y sentimientos se encuentran para darnos una visión de la mujer y la escritora y/o compositora,me emociona la entrada,aunque visitamos Huelva hace algún tiempo guardo un bonito recuerdo de la zona.

En cuanto a los fandangos me encantan,dificiles de interpretar y bailar,en todo caso felicito tu iniciativa de por fin ofrecernos la autoría de tus letras ya era hora!!!!

Un beso enorme mi dama,y un entranable abrazo.

América dijo...

Entrañable....Amiga ay!!!! con este ordenador que omite la ñ y los acentos jajajajaja,te quiero guapa!

Ramona dijo...

Málaga:
Efectivamente, Huelva algo tiene, no soy yo la persona más indicada para opinarlo, pero asi es...
Gracias por tus siempre bonitos comentarios.
Un beso.

Ramona dijo...

América:
Como se ve que hay cariño, hay amistad, y además: eres tremenda....

Capitán dijo...

Ramona, me quedo encantado, y me lo llevo con tu permiso,

Muchas gracias y un fuerte abrazo