11/12/11

Las manos de Melchor de Marchena



Esta imagen nos muestra unas manos. Están sueltas, flotando...
Por el rostro que las acompaña adivinamos que son de Melchor de Marchena.
Melchor de Marchena y sus manos.


Manos morenas, gitanas,
que se han movido rasgueando.
Manos que han sentido,
han reído y han llorado.
Manos que han aprendido
y manos que han enseñado...
A tantos grandes del cante han acompañado Melchor de Marchena: ¡tus manos!


Por estirpe, desde su nacimiento, Manuel Jiménez Torres, Manuel de Marchena, estuvo rodeado de guitarras y cantes, que se extendieron en la siguiente generación con la figura de Enrique de Melchor: su hijo.
Como su nombe artístico indica, nace en Marchena (Sevilla) en 1907 y muere en Madrid en 1980.
Pasó a la fama como guitarra de acompañamiento, donde lo encontramos con los mejores cantaores del momento.
En su época requerido, hoy figura a recordar.


(Al cante: Antonio Mairena, acompañado a la guitarra por Melchor de Marchena. Seguiriyas de Manuel Torre. Ilustración: Dibujo de Jose Manuel Capuletti)


Este comentario, que ha sido escrito para el blog "Mi Espacio Flamenco" cuya propietaria "América" me envió la ilustración honrándome con la solicitud de mi colaboración con un comentario sobre la misma, puede verse completado con audio en dicho blog: www.miespacioflamenco.blogspot.com


6 comentarios:

América dijo...

Mi querida Ramona.
Ha sido todo un placer trabajar contigo,se engalana mi espacio una vez más con tu arte.
Un abrazo fuerte.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Preciosa entrada, como ya te dije en el blog de América. Felicidades.
Besicos muchos.

verdial dijo...

Fabuloso Ramona, has estado impresionante, tanto en el recitado como en el texto. Felicitaciones.

Un abrazo

Susana Peiró dijo...

Querida Ramona, reitero mi Agradecimiento por ese bello trabajo! Mi cariñoso abrazo para Vos y nuestra encantadora América!

tecla dijo...

Ramona, vengo del blog de América y de sentir tu voz. Hace tiempo que te vengo siguiendo.
Hoy te encuentro por primera vez con mi amiga América y es un gran día para mi.
Qué grandes sois las dos.
Gracias.

tecla dijo...

Me acabo de fijar es que este banco tenía cuatro pilares. Vaya cuatro pilares para un banco.
Os vigilaré de cerca, amigas mías. Sois la crem de la crem.