6/10/13

¿Qué es para ti el flamenco?


Pues para mi el flamenco sería, es, una expresión artística muy importante en  nuestro país, en nuestra cultura;  que refleja en cierta medida parte  de la forma de ser de España, a lo mejor no de toda España, pero sí  mucha de ella ¿no?. Y además es un arte que está completamente integrado por toda la península Ibérica. De hecho recuerdo que hay grandes cantaoras y grandes bailaoras que son incluso catalanas por poner un ejemplo. A mi, personalmente, el flamenco me gusta, me interesa, y probablemente uno de los fenómenos que  últimamente casi me gusta más sería Diana Navarro.  Me gusta porque yo la había seguido en su parte pop, y tuve la posibilidad de verla con mi mujer en el Palacio de la Música en Valencia, en un concierto que hacía  de flamenco puro y duro, y la verdad es que lo hizo muy bien, y fue una cosa muy bonita porque  tenía mucho respeto al flamenco; claro, era consciente de  que venía de algo diríamos más ligero, y lo hizo con mucha pasión, yo creo que quedó muy bien. Así que, como ves, a mí el flamenco me gusta, me interesa, me parece que es un fenómeno que se debe de seguir y de cuidar mucho.



Santiago Posteguillo

Filólogo

Profesor Titular de Universidad
Departamento de Estudios Ingleses 

Escritor de novela y publicaciones académicas.


( Declaración hecha para este blog en rueda de prensa de la Fundación Caja Castellón)


12 comentarios:

Susana Peiro dijo...

Otra interesante mirada al Flamenco en tu espacio de entrevistas, desde la perspectiva de este académico. Felicitaciones Querida Ramona, agradecimiento a Santiago y un abrazo largo para Vos, Querida Amiga.

Santiago González Sacristán dijo...

Oye, Ramona, unas breves palabras para señalar que el tal "académico" como le llama (¿?)Susana sabe de flamenco lo que yo de chino, nada. Ni nombra a los gitanos ni se refiere a ellos ni sabe que el flamenco es la expresión más genuina de las penas y de las alegrías de los calés, un pueblo perseguido e incomprendido, lo sigue siendo, pero que expresa sus emociones con el cante como nadie. Pone el ejemplo de Diana Navarro, ¿dónde están Camarón, Caracol, Bambino, Fosforito o Antonio Mairena? En fin, sabrá mucho de inglés, pero de flamenco... Ya de paso te comento que Andrés Raya (a lo mejor le conoces) y Emilio Jiménez Díaz, ambos flamencólogos de tronío y de triana, han vetado mi participación en sus blogs. Probablemente tengas en ciernes un artículo para comentar los comportamientos drásticos de ciertos "entendidos" respecto a los que no opinan como ellos en temas socio-político-culturales. De flamenco sabrán mucho, del resto... poquito, poquito. Ah, se me olvidaba. Soy el autor de la biografía de Bambino, "La Fiesta Infinita: Bambino (1940.1999)". ¡Qué grande era Miguel y qué poco se juntaba con estos "estudiosos" de lo jondo. Cuando sufran ellos en sus carnes, como los gitanos, el rechazo podrán entender lo "jondo". Mientras tanto, se quedarán en la superficie del quejío, jamás penetrarán en sus profundidades vitales y abisales. Un cordial saludo.

La Gaceta Flamenca- Ramona dijo...

Santiago González Sacristán:

Con este comentario, en respuesta al tuyo, no pretendo romper una lanza por el profesor Santiago Posteguillo, no lo necesita; únicamente es mi intención poner las cosas en su sitio.

Empezaré por aclarar que en esta sección de mi blog titulada "¿Qué es para ti el flamenco? no busco que definan lo que es el flamenco en sí, sino que "es", "que significa" para ellos: personas concretas que presento; y esto es lo que con gran soltura y claridad nos ha dado este profesor.

No sé que intención pones al entrecomillar la palabra "académico", con la que tan acertádamente lo ha definido Susana Peiró.
El diccionario de la RAE, entre otras muchas definiciones dice en sus apartados: 3) "Perteneciente o relativo a las Academias, o propio y característico de ellas: diploma, discurso, estilo ACADËMICO y 5): Dícese de algunas cosas relativas a centros oficiales de enseñanza: curso, traje, expediente, título ACADÉMICO ( copio con el formato que ahi figura).

El profesor Santiago Posteguillo además de catedrádico-filólogo y escritor de novela y publicaciones académicas, como lo presento en mi entrada, es: profesor titular de lengua y literatura inglesa en la Universidad Jaime I, y doctor europeo por la Universidad de Valencia. Estudió literatura creativa en Estados Unidos y lingüistica, análisis del discurso y traducción en el Reino Unido.
Tiene obras finalistas y otras premiadas con diversos trofeos, y está en proceso de traducción a diferentes idiomas.

Si has rastreado en mi blog habrás visto que hay personas de distintas características, y que la vida de algunas de ellas nada tiene que ver con el flamenco; pero precisamente esto es lo que me interesa: ver lo que se opina de este arte en todos los sectores de la sociedad.
No creo que para "entender lo jondo" (son también palabras tuyas)se haya que pasar por el rechazo de los gitanos. Dejémos ya los tópicos.

En cuanto a la referencia que haces de si tengo preparado algún artículo para "comentar los comportamientos drásticos de ciertos "entendidos" respecto a los que no opinan como ellos en temas socio-político-culturales" (palabras tuyas), pues ¡no, por favor!; yo no entro, ni salgo en lo que cada cual quiera hacer con su blog. Respeto profundamente las decisiones de cada uno.

Te agradezco tus visitas a mi humilde trabajo, y aprovecho para saludarte amistósamente.

Santiago González Sacristán dijo...

Gracias por tu respuesta, Ramona. No entiendo nada, pero es igual. Mi tocayo tampoco entiende nada de flamenco y a ti te da igual. Ya somos dos. Hasta más leer.

América dijo...

Querida Ramona
Me ha gustado la visión de tu entrevistado, sobre todo porque podemos reconocer en tan maravillosa expresión artística también el respeto y el gusto por el flamenco en el extranjero, como bien comenta refleja en cierta medida parte de la forma de ser de España, y afuera se asocia así. El flamenco se ha ganado ese carácter universal que traspasa fronteras. Todos en su buen hacer tienen su espacio; desde las figuras míticas hasta las actuales. Mis respetos y agradecimiento a tu invitado.
Un abrazo dama del flamenco.

Pedro Delgado dijo...

Querida Ramona:

No he podido evitar leer los comentarios a esta entrada.

En primer lugar creo que está muy clara la pregunta que haces a tus entrevistados. ¿Que es para ti el flamenco?

La respuesta del Profesor don Santiago Posteguillo es muy sincera, muy clara y subjetiva ya que dice lo que es para él el Flamenco. No le has preguntado nada más. Y no tengo nada más que decir sobre la desubicada (fuera de lugar) opinión de don Santiago González.

Todas las entrevistas que haces en esta sección de tu blog me parecen unas aportaciones interesantes para hacernos una idea de lo que piensan diferentes personajes (casi siempre muy importantes, famosos y respetables) sobre el Flamenco.

Y, con un poco de guasa, te animo a seguir las palabras de aquel personaje del Tenorio que decía..."""No me causan pavor vuestros semblantes esquivos..."""

Saludos flamencos y aplausos para ti desde Cáceres.

Santiago González Sacristán dijo...

Por alusiones pido la palabra, señora Ramona. Dice Pedro Delgado mientras sube el Mont Ventoux, que "las entrevistas que haces en esta sección de tu blog me parecen unas aportaciones interesantes para hacernos una idea de lo que piensan diferentes personajes (casi siempre muy importantes, famosos y respetables) sobre el Flamenco." En el caso que nos ocupa, ya sabes lo que un personaje famoso e importante, del que por cierto jamás habías oído hablar en tu vida, (lo de respetable no me vale porque todos somos respetables, hasta los ciclistas dopados como Amstrong),opina sobre el flamenco. ¿Te ha aportado algo nuevo su visión de la Diana Navarro flamenca? ¿Te ha hecho reflexionar sobre algo su argumentación? ¿Te ha comunicado algún punto de vista original sobre el flamenco? ¿Te ha producido alguna alteracion cardíaca esa referencia al "flamenco puro y duro"? ¿Existe un flamenco impuro y blando? ¿O, mejor dicho, has perdido el tiempo leyendo unas banalidades de cuarto de primaria que se dicen para quedar bien sin tener ni puñetera de lo que se está hablando? Elige entre todas las opciones, mi paisano ciclista. A mí no me gusta perder el tiempo. Si hablara, por ejemplo, alguien famoso e importante como... ¿cómo quién? No se me ocurre ahora nadie que sea famoso e importante al mismo tiempo. Tal vez yo, tal vez. Eso, yo. ¿Cómo decías que se llamaba ese catedrático, académico y no sé cuantas lindezas más?

Pedro Delgado dijo...

Querida Ramona:

Me reafirmo en todo lo dicho en mi comentario anterior y me dirijo a ti porque hacia ti y tu trabajo iba dirigido dicho comentario.

Si al Sr. González, que se ha invitado él solito a la fiesta, no le vale lo de respetable allá él. Para mí, una persona respetable (y su actitud me hace poner en duda su afirmación de que lo seamos todos...) es aquella que merece mi respeto y me interesa lo que dice aunque pueda o no estar de acuerdo con ello.

Por ello respeto también al Sr. González y sus opiniones aunque no las comparto ni voy a perder mi tiempo en debatir con él sobre el tema.

Un abrazo con más aplausos para ti.

Santiago González Sacristán dijo...

Otro que se borra porque no tiene argumentos. Y van 512. ¡Aleluya!¡Hosanna! ¡Deo gratias! ¡Albricias! Gracias, ínclita Ramona por prestarme tu espacio bloguero.

América dijo...

Lamento profundamente tal irrespeto querida Ramona.
Maestro, esto es así a veces.

Susana Peiro dijo...

Coincido con América, esta penosa descortesía es lamentable.
Mi abrazo querida Ramona.

Santiago González Sacristán dijo...

¿Qué descortesía? ¿Qué irrespeto? ¿Cuál? ¿Cómo? ¿Dónde? Hablad claro o callad para siempre. ¿Quién es el maestro? Perdonad, pero yo no entiendo nada. Sólo sé que hay uno que se retira por el foro, hace mutis y se va refunfuñando no sé qué del tiempo perdido como Proust y de no compartir mis puntos de vista. Por eso clamo al cielo y grito: ¡Aleluya, otro que no comparte mis opiniones! ¡El Señor me protege y hace callar a mis adversarios! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¿Dónde falto yo al respeto, América y Susana Peiró? Ahora mismo voy a vuestros blog, si los tenéis y me hago seguidor vuestro. Vamos a debatir, conversar, dialogar,cambiar impresiones, lo que sea, hasta que den las claras del día y veamos a Rocinante cabalgar o a Sancho Panza refranear. ¡Qué bonita es la libertad de expresión, vive Dios!